Empleada del hogar pone caliente a su jefe hasta que se la folla

views
Kay Lovely ha comenzado a trabajar en casa de Ryan Mclane como empleada de hogar y la rubia no tarda en tener claro que se lo va a follar para poder conseguir un buen aumento de sueldo. La putita se pone a limpiar el suelo de rodillas con falda cortita y sin bragas. Al final es lógico que el tío se ponga caliente y que deje que la muy guarra le chupe la polla porque le explica que eso también está incluido en sus sesiones de limpieza. Tras la mamada, el jefe se la sube encima y la guarra le cabalga hasta que la coloca a cuatro patas y la revienta bien duramente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *