Masajista se come su polla gorda y le pide que se la folle

views
Servicios de masaje como este le dan otra perspectiva a la idea de ir a que te arreglen la espalda si tienes dolores. El chico llega y se tumba pensando que va a ser un masaje profesional, porque la masajista va bien tapada y encima protegida. Pero la guarra ve la polla gorda que tiene el chico y no se resiste, así que se la mete en la boca y la comienza a chupar. Luego le pide que se la folle porque la ha puesto cachondísima. Aunque quizá no se imaginaba que había una cámara grabándolo todo y enseñando lo guarra que es.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *