Sus hermanastras se pelean para ver quién le come la polla

views
Tiene dos jóvenes hermanastras, ambas rubitas y con una pinta de vicio tremenda, y lo mejor para él es que las dos se han encaprichado con llegar a meterse su polla en la boca. Se pelean y se van metiendo su rabo hasta la garganta para succionarlo. Lo hacen mirándole a los ojos como si estuvieran deseando que el hermanastro les dijera quién de las dos chupa mejor. Después de una larga sesión de chupar sin parar, las dos guarras se turnan de nuevo, pero en este caso para sentir su rabo dentro del agujero. Se lo follan y las dos guarras acaban bien complacidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *